Estas leyendo
Se cumple lo previsto, Zenimax gana el juicio a Oculus


No por esperado deja de ser una sorpresa y es que finalmente hace unos días se dictó sentencia en el juicio que ha enfrentado a Zenimax contra Oculus por la propiedad  del código utilizado por Oculus en sus dispositivos VR, que según Zenimax eran de su propiedad.

Zenimax pedía inicialmente 6.000 millones de dólares, entre daños y perjuicios y sus compensaciones correspondientes, en su demanda afirmando que Palmer Luckey había hecho uso de código de su propiedad en connivencia con John Carmack,que tras su marcha de Zenimax  habría infringido su contrato de confidencialidad usando dicho código en las Oculus Rift. Los detalles son muchos y variados y largo ha sido el proceso, el resultado final es que el tribunal ha condenado al pago de una multa de 500 millones de dólares dividido en las siguientes razones:

  • Oculus deberá pagar 250 millones por infringimiento del NDA (Non Disclosure Agreement o Acuerdo de Confidencialidad) + 50 millones por infracción de copyright
  • 50 millones a Palmer Luckey por la misma razón
  • 150 millones de multa al antiguo CEO Brendan Iribe

Puedes ver la sentencia aquí.

Lo curioso es que ninguna de la partes ha quedado satisfecha, uno por que consideran que se queda corto en la multa (al parecer los mas disgustados) y otros porque han sido condenados.


Sobre El Autor
Pedro

Porque el multiverso ya existe y es digital